PERFIL PROFESIONAL

Carrera de Bibliotecología y Ciencias de la Información
Ir al Inicio

Hasta mediados de la década del 80, el trabajo manual de primera información aun primaba con mucha fuerza en los centros laborales. Luego, se va imponiendo una nueva práctica profesional hegemónica que se refleja fundamentalmente en el manejo dúctil de la información automatizada; asimismo a fines de la década del 90, en los centros educativos de las urbes más avanzadas de Bolivia, la red mundial de información: Internet (o la biblioteca virtual) se va imponiendo poco a poco.

Imagen relacionada

Empero, también esta presente la otra cara de Bolivia: capitales de provincias, comunidades rurales y "cinturones de pobreza" que rodean las ciudades, donde la Carrera de Bibliotecología y Ciencias de la Información debe acomodar sus profesionales a esa cruda realidad.

Los rasgos centrales del profesional en bibliotecología y ciencias de la Información en sus tres niveles de formación universitaria son:

 

Técnico Superior

Profesional con conocimientos científicos y técnicos que ejecuta labores en la recolección o selección, tratamiento manual y/o automatizado y diseminación de la información. Asimismo está capacitado para administrar unidades de información.

 

Bachiller Superior

Además de las características del Técnico Superior, se adiciona el desempeño en el ejercicio de la docencia en los institutos de educación media y superior.

 

Licenciatura

Profesional con conocimientos teóricos-metodológicos que genera políticas, planifica y dirige unidades, redes y sistemas de información. Realiza consultoría en el manejo de la información. Esta preparado para efectuar investigaciones sociales y producir conocimientos científicos que permitan explicar nuestra realidad nacional. Se desempeña en la docencia universitaria.

Títulos y Menciones

 

Títulos a otorgar

 

La carrera otorga los siguientes títulos académicos:

 

Técnico Superior en Bibliotecología y Ciencias de la Información: a la conclusión de los tres años de estudios, previa aprobación de una de las alternativas de graduación: pasantía, monografía o proyecto de grado técnico.

 

Bachiller Superior en Bibliotecología y Ciencias de la Información: a la culminación del cuarto año de estudios, con graduación directa o automática.

 

Licenciatura en Bibliotecología y Ciencias de la Información: a la finalización del quinto año, optando ante una de las alternativas de graduación: trabajo dirigido, tesis de grado, examen de grado o proyecto de grado.

 

Menciones a otorgar

 

En los niveles de Técnico Superior y Bachiller Superior no existen menciones, pero si en la Licenciatura que se presenta en el quinto año. El estudiante elige una de las dos menciones: Archivología o Bibliotecología, no existe obstáculo si este quiere hacer las dos menciones. La Carrera otorgada la CERTIFICACIÓN de las menciones.

 

 

Modalidades de Graduación

 

- TRABAJO DIRIGIDO

- TESIS DE GRADO

- EXAMEN DE GRADO

- PROYECTO DE GRADO

- EXCELENCIA

 

- LICENCIATURA EN BIBLIOTECOLOGÍA Y CIENCIAS DE LA INFORMACIÓN

ABREVIATURAS: S = SEMESTRAL A = ANUAL

Notas:

  1. El Plan de Estudios está previsto para cuatro años y medio, sin incluir las modalidades de graduación.
  2. El idioma es: inglés, francés, quechua o aymará, etc.
  3. Los estudiantes, si gustan pueden hacer las dos menciones.
  4. Los que hayan terminado el 4to. año de estudios, ya pueden tramitar el Bachillerato Superior

MUNDO LABORAL

La Bibliotecología y Ciencias de la Información tiene como objeto de estudio a la información. Investiga el proceso desde su origen, tratamiento técnico y diseminación que va en beneficio del usuario de la información es multidisciplinaria porque recoge los métodos y técnicas de otras ciencias como la psicología, lingüística, sociología y otras. Producto de su maduración gradual ha generado conocidas leyes de la información como la ley de la productividad (ley de Lotka), de la dispersión (ley de Bradford), del crecimiento acelerado y de la obsolescencia, etc. Los primeros soportes físicos o materiales en el que está presente la información nítidamente se destacan la tableta de arcilla, d papiro, el pergamino, el libro y la revista, el microformato y últimamente el disco compacto. La información es hoy un importante recurso estratégico para el desarrollo económico social de un país: sin información no es posible construir la ciencia y la tecnología. Mientras en los países desarrollados, la información científica crece exponencial o logísticamente; en las naciones en vías de desarrollo como Solivia, el desarrollo de ciencias como la física, química, biología, electrónica, etc., es visiblemente paupérrimo. La infamación científica, menos la estratégica, viene desde las naciones ricas con un alto valor agregado, con cierto retraso y casi exclusivamente en inglés, lo que nos convierte en usuarios pasivos. La globalización de la economía y la presencia cautivante del INTERNET, nos empuja cada vez más a tener que investigar para generar ciencia; sin embargo el desarrollo del aparato productivo de nuestra economía es todavía incipiente y solo se exporta materia prima como el gas licuado de petróleo. El disonó y puesta en marcha de políticas de información a cargo del estado, es casi imposible si está divorciado de las grandes políticas económicas. Empero, ahí están las universidades para aportar con un granito de arena en el desarrollo de políticas de información en beneficio de las mayorías nacionales. La formación de profesionales en ciencias de la información con un alto nivel de excelencia, tiende necesariamente a impulsar la información en sus diversas formas para satisfacer las demandas del usuario.